Cáncer Cervical - ¿Qué es y cómo me afecta?

Cáncer Cervical - ¿Qué es y cómo me afecta?

Cáncer Cervical
Cáncer Cervical

El cáncer cervical es el segundo cáncer más común en mujeres alrededor del planeta, y es de la principal causa de muerte relacionada con el cáncer de la mujer en algunos países. 

En el cuello uterino puede haber tumores que por lo general afecta a las mujeres de mediana edad o mayores, pero se pueden diagnosticar en cualquier mujer en edad reproductiva. 

Los tumores cervicales se clasifican como preinvasoras donde el tercio inferior del epitelio contiene células anormales, o invasivo en el que el espesor del epitelio contiene células que proliferan anormalmente.



El Cáncer de cuello uterino se desarrolla en el revestimiento del cuello uterino, la parte inferior del útero (matriz) que entra en la vagina. Cáncer de cuello uterino no siempre se propagan, pero los que lo hacen más a menudo se propagan a los pulmones, el hígado, la vejiga, la vagina y / o recto.




Cáncer Cervical | Causas

El cáncer cervical casi siempre se desarrolla a partir de cambios en las células causados ​​por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite por contacto de piel a piel genital durante la actividad sexual. 

El carcinoma de cuello uterino también parece ser más frecuente en las mujeres que fuman. 

La actividad sexual que aumenta el riesgo de infección con el VPH y el VIH y el cáncer cervical incluye lo siguiente: 

Tener múltiples parejas sexuales o tener relaciones sexuales con una pareja promiscua, una historia de enfermedad de transmisión sexual, las relaciones sexuales a una edad temprana.




Cáncer Cervical | Signos y síntomas

Las primeras etapas del cáncer de cuello uterino puede ser completamente asintomáticas. Los síntomas de la enfermedad en estado avanzado pueden incluir: 

falta de apetito, bajo de peso, dolor en la pelvis, dolores en espalda,fatiga, dolores en las piernas, alguna pierna hinchada, sangrado en la vagina, pérdida de orina o heces por la vagina y las fracturas óseas.




Cáncer Cervical | Diagnóstico

El Papanicolaou (Pap) frotis ha sido utilizado para la detección de lesiones precancerosas en mujeres asintomáticas durante los últimos 50 años. Mientras que la prueba de Papanicolaou es una prueba de detección, confirmación del diagnóstico de cáncer cervical o lesiones precancerosas requiere una biopsia del cuello uterino. 

La Neoplasia intraepitelial cervical, el precursor del cáncer cervical, a menudo se diagnostica en el examen de biopsias de cuello uterino por un patólogo.




Cáncer Cervical y Otros factores de riesgo

Las mujeres con dietas bajas en frutas y verduras pueden tener un riesgo mayor para el cáncer cervical. 

La investigación sugiere que el riesgo de carcinomas de cuello uterino aumenta entre más tiempo una mujer toma anticonceptivos orales, pero el riesgo se reduce nuevamente después de que los  Anticonceptivos Orales se detuvieron. 

Las mujeres que han tenido muchos embarazos a término tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical.




Cáncer Cervical y su Prevención

Cáncer de cuello de útero es el cáncer femenino más fácil de prevenir, porque hay una vacuna y una prueba de detección disponibles. 

La vacuna llamada Gardasil ofrece protección contra los tipos más peligrosos de VPH y los resultados publicados recientemente indican que los nuevos tumores de cuello uterino con el tiempo se pueden reducir hasta en un 97% en aquellas zonas donde se incorpora la vacuna y se mantiene.



Cáncer Cervical con Tratamiento

El tratamiento depende del estadio del cáncer, el tamaño y forma del tumor, la edad y la salud en que la mujer se encuentre, además de sus ganas de tener en un futuro, hijos. 

El tratamiento adecuado también depende del estadio clínico preciso. Las etapas preinvasiva pueden tratarse total de biopsia por escisión, criocirugía o destrucción láser. Terapia carcinoma de células escamosas invasivo puede incluir histerectomía y radioterapia.

La radioterapia interna utiliza un dispositivo lleno de material radiactivo, el cual se introduce en la vagina de la mujer a un costado del cáncer cervical. 

Algunos de los fármacos utilizados en la quimioterapia para el este cáncer son: carboplatino, cisplatino, 5-FU ciclofosfamida, ifosfamida y paclitaxel.

Treinta y cinco por ciento de los pacientes con enfermedad invasiva tienen tumores persistentes o recurrentes después del tratamiento. 

El Cáncer de cuello uterino recurrente detectado en sus etapas más tempranas podría ser tratado con éxito con cirugía, radiación, quimioterapia, o una combinación de los tres.



Cáncer Cervical y la Supervivencia
La posibilidad de estar vivos en 5 años para el cáncer que se ha propagado en el interior de las paredes del cuello uterino, pero no fuera de la zona de cuello uterino es del 92%. 

Sin embargo, la tasa de supervivencia a los 5 años disminuye regularmente a medida que se extienda a otras zonas. 

Recientemente, el uso combinado de cisplatino y topotecan ha demostrado mejorar significativamente la supervivencia en comparación con el cisplatino como agente único. 

Si se combinan todas las etapas en conjunto, la tasa de supervivencia de cinco años es de aproximadamente 73%.

A medida que el cáncer hace metástasis a otras partes del cuerpo, el pronóstico cae dramáticamente porque el tratamiento de lesiones locales es generalmente más eficaz que los tratamientos de todo el cuerpo, tales como la quimioterapia.

Comentarios

  1. hola me gusta la información, gracias buen blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tratamiento para el vph - ¿Té Verde?

Pene circuncidado. Ventajas y desventajas.

Como eliminar las verrugas plantares - Tratamientos a usar